Con reducción de la pobreza FSLN  corrigió injusticias históricas

El doctor Paul Oquist,  Ministro para Políticas Nacionales de Nicaragua, dijo que en el avance de lucha contra la pobreza, el FSLN corrigió injusticias históricas con la restitución de derechos a las familias pobres y de los sectores  permanentemente excluidos.Se refirió al primer Decreto emitido en el 2007 por el Presidente Daniel Ortega  en el que dejó sin efecto la autonomía escolar de los gobiernos neo liberales que obligaba al pago de matrícula y colegiatura en los colegios y escuelas públicas.

La abolición del decreto restableció el derecho constitucional  a la educación gratuita universal en el país. Los servicios de salud también privatizados por los gobiernos neo liberales fueron eximidos de pagos por el  presidente Ortega, señaló el ministro Oquist en la sesión virtual con los gobiernos locales.

Durante la  reunión presidida por la titular del Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (Inifom)  Guiomar Irías, Oquist mencionó que la redistribución de ingresos y de la riqueza debe realizarse en salud, educación, subsidios focalizados, empleo decente, salario digno  y seguridad alimentaria. Más adelante se refirió al sector salud, mostrando acciones que dan cuenta del fortalecimiento del sistema.

Detalló el modelo de persona, familia y comunidad en salud en Nicaragua, en la que la red comunitaria – voluntarios- cuenta con  52 mil 641 miembros entre parteras, brigadistas de salud, colaboradores voluntarios, responsables de salud de los gabinetes de familia, salud y vida.

En cuanto a la atención a la población indicó que el sector salud pública y privado realizó 27 millones 600 mil consultas, de las cuales  26 millones 600 mil brindó el gobierno.

En la prevención de enfermedades epidémicas dijo que en el brote de dengue, trabajadores de la salud y brigadistas voluntarios han realizado 2 millones de visitas casa por casa.

También se ha actuado en la prevención de enfermedades prevalentes. En 2018 Nicaragua alcanzó casi el 100% de personas inmunizadas,contra 16 enfermedades.Igualmente destacó varios aspectos de los esfuerzos que se hacen para garantizar la inocuidad y calidad de los alimentos.

Exámenes diagnósticos a la población.

Se hicieron 32.9 millones de exámenes para diagnóstico  y seguimiento a los pacientes. El Gobierno realizó 31.6 millones (Minsa, 24.7 millones y el Inss, 6.9 millones).

 

En tanto, Operación Milagro, recibió el apoyo de brigadas médicas y se atendieron más de 29 mil cirugías oftalmológicas.

Oquist también resaltó la inversión del Gobierno Sandinista en infraestructura  hospitalaria en el país. Desde el 2017 se han hecho  18 hospitales y otros seis en construcción.

Asimismo se ha fortalecido la atención médica a las comunidades con la construcción de infraestructura en puestos de salud, centros de salud, casas Maternas y de atención a adultos mayores y personas con discapacidad.

Un gran logro ha sido la reducción de la mortalidad materna e infantil en Nicaragua en los últimos años, a partir del 2007.También se ha disminuido la desnutrición infantil. Oquist igualmente hizo una cronología detallada de la preparación y las medidas tomadas por Nicaragua ante la epidemia del Covid-19.

Otros logros resaltados por el ministro Paul Oquist son en el  sistema educativo del país, avances que han recibido el reconocimiento y el aval de organismos e instituciones internacionales.

Entre otros aspectos destacó la entrega del bono complementario a bachilleres, la promoción de la enseñanza del idioma inglés, más de 500 colegios públicos con internet y el establecimiento de más de 279 aulas móviles que dinamizan la enseñanza.

Resaltó los subsidios focalizados para beneficios de las más  pobres como a las factura de energía eléctrica, de agua potable, a viviendas de interés social,  educación y salud universal gratuita, al transporte público en Managua y Ciudad Sandino, y bono para promoción de bachilleres.

Mencionó los mecanismos creados por el Gobierno Sandinista para garantizar la seguridad alimentaria: merienda escolar, paquetes alimenticios, frijoles solidarios entre otros.

Luego se refirió específicamente a la restitución de derechos en el servicio de energía eléctrica, ejemplificando que en el 2006 sólo el 54% de las familias tenían acceso, hoy la cobertura es del 97.69% y la meta en el 2020 es cerrar con el 98.2%.

En su exposición  abordó también los logros en materia de género, señalando que del lugar 90 que tenía Nicaragua en 2007, pasó al número 5 en el 2018.

Abordó los programas en beneficio de la mujer como microcrédito justo Usura Cero, Programa productivo alimentario (Crisol y Patio saludable).